lunes, 15 de octubre de 2012

John Lennon versus el Che Guevara



Los dos iconos de los sesenta compartían, de algún modo, un objetivo, definido por Lennon en Imagine:”Un mundo sin religiones, sin posesiones, sin países, una hermandad de los hombres”
Pero el método para llegar a ese sueño, a esa utopía, era muy distinto para John que para el Che. Eran prácticamente caminos opuestos. John pedía “el poder a la gente” y el Che quería formar una vanguardia revolucionaria. John decía “Todos queremos la revolución, pero si hablas de destrucción, no cuentes conmigo.” El Che promovía “muchas guerras, muchos Vietnams” y el surgimiento del “Hombre Nuevo” a través de la destrucción del enemigo y la toma del poder. Lennon quería un mundo de personas libres, el Che una “dictadura del proletariado” regida por una elite de militantes de clase media como él y Fidel (y sus seguidores en la Argentina, también de clase media alta, como Firmenich, Galimberti o Santucho.)
Lennon quería que esa hermandad, ese “poder de la gente” fuera a través de “la guerrilla de la mente, cantando el mantra, ´Paz en la tierra´”. Quería que la revolución fuera a través de un cambio de conciencia, porque no hay revolución sin conciencias nuevas, basadas en el amor, decía. El Che, en cambio, estaba seguro de que no habrá hombre nuevo, no habrá cambio de conciencia, sin la Revolución que imponga esos cambios.
Ambas utopías resultaron complicadas, vistas desde hoy, 45 años después. La revolución fracasó en el mundo entero, con un enorme costo de vidas. El único lugar en el que triunfó, una pequeña isla del Caribe, quedó para siempre en manos de esa vanguardia que prohibió Los Beatles, persiguió a los homosexuales y a los escritores disidentes, y desembocó en una especie de monarquía familiar, en la que se pasan el poder entre hermanos. Otras revoluciones bien intencionadas también terminaron en regímenes familiares, como en Corea del Norte y algunos países árabes, o en dictaduras salvajes como las que dejaron las guerras de liberación anticolonial en Africa. Lo que se ve en todos estos casos es el culto a la personalidad del líder infalible, la concentración del poder, el control de la prensa, etc. Nada que ver con el hombre nuevo.
Por otro lado, el cambio de conciencia planetario promovido por los pacifistas de los sesenta, entre ellos Lennon (y yo) no parece haber llegado muy lejos. Es verdad que por lo menos no tuvo -como decía Allen Ginsberg- “la muerte como consecuencia”. Pero, a partir de los setenta se fue aislando en grupos con objetivos específicos, como la lucha ambiental (Greenpeace, entre muchas organizaciones), la defensa de los derechos humanos (Amnesty International), de los pueblos indígenas, de la alimentación natural y orgánica, de las medicinas alternativas, de las comunidades agrícolas, etc. La mayoría de estos movimientos  fueron creados por hippies de los sesenta, los que cantaban las canciones de Lennon y repetían “Dale una oportunidad a la paz”.
En estos tiempos el Che y Lennon no son mucho más que una remera y una celebración anual, películas y libros para explotar el mito.
Sin embargo, hoy en Latinoamérica hay muchos “hijos del Che” que quieren darle una oportunidad a la paz y el poder a la gente. Lideres políticos que participaron en las guerrillas o la lucha armada de los setenta, que fueron detenidos y torturados por las dictaduras militares, y que hoy son activos promotores de la democracia y la igualdad de oportunidades. Michele Bachelet, Dilma Rouseff y el Pepe Mujica sufrieron en carne propia la represión que arrasó los focos revolucionarios imaginados por el Che, y hoy gobiernan o gobernaron sus países por la vía electoral y creen firmemente en el cambio democrático evolutivo,  un cambio que se dá de a poco, junto con la sociedad. Esos ex guerrilleros ya no necesitan la parafernalia “revolucionaria” de los setenta, y se han acercado, de alguna manera, a la visión de Lennon de un cambio en paz, “empujando las barreras, plantando las semillas. con fé en el futuro que nace de hoy …”
Como escribí hace muchos años en una nota en Página 12: Papá ha muerto, El Che y Lennon  están muertos. Pero nosotros estamos vivos, y podemos crear un mundo diferente paso a paso, sin milagros ni lideres infalibles, con el poder de la gente. El cambio gradual es menos romántico, pero otro mundo es posible.

12 comentarios:

  1. Muy bueno!
    (acerca del título del blog: no habrás querido decir: calandrias y crataegus?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Esto es ANTICOMUNISMO DE MANUAL Y le contesto porque todo este texto es un provocación. " La revolución fracasó en el mundo entero, con un enorme costo de vidas. El único lugar en el que triunfó, una pequeña isla del Caribe, quedó para siempre en manos de esa vanguardia que prohibió Los Beatles, persiguió a los homosexuales y a los escritores disidentes, y desembocó en una especie de monarquía familiar, en la que se pasan el poder entre hermanos..." … LA DEMOCRACIA EN LOS SETENTAS NO ERA MAS QUE UNA CONSIGNA y la PAZ. ERA LA PAZ DE LOS CEMENTERIOS.... Puede que Lennon no haya entendido la complejidad de la lucha por la liberación de la condición humanan del mismo modo en que usted NO LO HACE. Sin CUBA el mundo seria MUCHO PERO AÚN. No lo dude ni un instante. Sin embargo a usted no le preocupa la situación en Angola, o en Honduras o en Haití. Se ocupa de ¿Cuba?. porque repetir la propaganda de CNN? Puede usted estar de acuerdo o no pero Cuba es de los CUBANOS. Usted puede decir que nunca cometió errores , o se condujo de modo autoritario en su vida? ¿Desde que lugar se juzga la realidad, desde fuera dela realidad histórica concreta? Solo por continuar con los ejemplos.De Venezuela o de Bolivia NO ha dicho absolutamente nada. ¿Usted hubiese preferido la resignación de los pueblos superexplotados por el hambre y la miseria? ¿LA PAZ A QUE PRECIO? ¿Quienes son los que desangran al planeta en nombre de la paz, la justicia y la democracia? No son los mismos que ocupan Guantamo y torturan cruel y cobardemente a cientos de personas a los que ademas se les niega su identidad y sus derechos mínimos a ser defendidos en un juicio justo -Las personas no se hacen matar de puro imbéciles que son- En argentina muere un niño cada dos horas... Pero de esa tragedia usted no dice una sola palabra. Además no fueron las guerrillas latinoamericanas las responsables de los cerca de 5 millones de asesinatos y desapariciones de luchadores sindicales y obreros durante el siglo XX Algunas luchas se perdieron, es la dimensión trágica de la hsitoria, eso lo autoriza a desacreditas a un sinnúmero de personas que acorraladas por las circunstancias históricas eligieron el canino de la resistencia armada. El che no era simplemente un propagandista de la violencia como lo caricaturiza el enemigo de la humanidad. El mismo enemigo que asesinó a Lennon por la Espalda. Además. La señora Bachelet fue hija de un militar de carrera, ALA ELLA CON SUS CONTRADICCIONES. Esa señora también fue en su BUENA medida, responsable, del pacto que dejó impune la mayor parte de los crímenes de la dictadura fascista que destituyo al gobierno DEMOCRÁTICO de Salvador Allende. Entonces - cuando todas las puertas se cierran algunos elijen la gansúa y otros PATEAR las puertas... Guevara no era ningún apologista de la guerra como usted lo plantea, hay razones MUY profundas en su razonamiento que usted desconoce o ignora. Por otro lado Lennon era un señor multimillonario que vivía en pleno centro de New York ... El argentino, soldado revolucionario, dirigente político, médico, Ernesto Guevara murió con las botas puestas asesinado por un soldadito borracho, defendiendo sus convicciones. Le vuelvo a decir AMBOS fueron asesinado por la misma bala criminal. Entonces usted lo pone en términos falaces. ¿Cristo o Espartaco? Pero así no se escribe la historia. Ninguno de ellos fue el responsable de la esclavitud romana. Lo saludo atentamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantas veces estuvo en Cuba? y en AFrica?
      Y en las zonas pobres de Latinoamérica?

      Eliminar
  3. Preguntas de un obrero ante un libro
    B. Brecht

    Tebas, la de las Siete Puertas, ¿quién la construyó?
    En los libros figuran los nombres de los reyes.
    ¿Arrastraron los reyes los grandes bloques de piedra?
    Y Babilonia, destruida tantas veces,
    ¿quién la volvió a contruir otras tantas?¿En qué casas
    de la dorada Lima vivían los obreros que la construyeron?
    La noche en que fue terminada la Muralla china,
    ¿adónde fueron los albañiles? Roma la Grande
    está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?
    ¿Sobre quiénes triunfaron los Césares? Bizancio, tan cantada,
    ¿tenía sólo palacios para sus habitantes? Hasta en la fabulosa Atlántida,
    la noche en que el mar se la tragaba, los habitantes clamaban
    pidiendo ayuda a sus esclavos.
    El joven Alejandro conquistó la India.
    ¿El sólo?
    César venció a los galos.
    ¿No llevaba consigo ni siquiera un cocinero?
    Felipe II lloró al hundirse
    su flota. ¿No lloró nadie más?
    Federico II ganó la Guerra de los Siete Años.
    ¿Quién la ganó, además?
    Una victoria en cada página.
    ¿Quién cocinaba los banquetes de la victoria?
    Un gran hombre cada diez años.
    ¿Quién paga sus gastos?

    Una pregunta para cada historia.

    ResponderEliminar
  4. Creo que sé a donde apunta la Nota... pero la extensión narrativa del principio "asusta un poco"... Lo cierto es que EL FINAL de la nota es bueno y concluyente sobre una realidad que actualmente vivimos, pero que está siendo combatida desde las sombras con la misma saña criminal con la que sacaron del medio a "Ernesto y John". Porque en el mundo de "Los Intereses", el concepto Patria no existe, pero se escuda tras una supuesta Bandera Patriótica, cuando en realidad la única Bandera es la de los intereses del Norte... Su imperio avasallador de Libertades... la succión de riquezas... el bombardeo a culturas milenarias... los golpes a Gobiernos populares... y hoy en Argentina los Bonistas del Extranjero que por esos papelitos les importa un rábano todo lo demás conseguido. Cada Presidente Popular que se depone y agravia... o asesina... es Un "John o un Che" que se depone, agravia o asesina. Y lo único que buscaba uno... es "darle una oportunidad a la Paz..." ... Pero como dársela sin lo que quería el otro, "un mundo más de iguales". Saludos

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Maticemos.

    Consideremos por ejemplo el tema de la persecusión a los homosexuales. Esta no parece haber sido en Cuba una consecuencia (al menos lineal) de la Revolución.

    Era bastante habitual en casi todo el mundo y continuó en muchos países hasta el presente. De todos modos, en otros países, comenzó a aminorar desde fines de los '60 y comienzos de los '70, en gran parte en el cuadro de la revolución pacífica. Este fue también el caso argentino, donde esta revolución pacífica fue impulsada por Pipo y yo, junto con algunos otros amigos y amigas, como Silvia, Hernán, Omar, para citar a los que más recuerdo.

    Veamos el caso de USofNA, a pocas millas de Cuba. "En 1953 el presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower firmó la orden ejecutiva nº 10450 que, entre otras cosas, decía que el gobierno no podía dar trabajo a ningún homosexual en interés de la seguridad nacional. La prohibición de entrar en el funcionariado para los homosexuales se mantuvo hasta 1975" (Wikipedia, artículo sobre Homosexualidad en los Estados Unidos).

    Entonces, persecución a los homosexuales hubo en USofNA, donde la revolución armada inspirada en el Che, en Mao, etc. (Weatherman, Black Panther, entre otros), fue eficazmente reprimida, del mismo modo que la hubo en Cuba, donde la revolución armada triunfó.

    ResponderEliminar
  7. Pipo, no se si revisas los comentarios de entradas antiguas, pero quisiera asegurarme de que leas el mio en la entrada "EXPLICACIÓN DE UN POEMA".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Saludos. Gracias por las respuestas. Tal como yo lo veo, seria importante contextualizar. Es decir a casi nadie le ha importado NUNCA el tratamiento a los homosexuales en Tailandia o en EL Salvador o el hambre y la superexplotación criminal en Guatemala o en Bolivia en el mismo periodo. Más aún, seria muy interesante trazar una relación de contexto con Estados Unidos o en nuestro propio país en los sesentas y setentas Las afirmaciones no tienen ningún valor sin referencias de contexto.

    En fin la sobrina de Fidel Castro, hija de Raul Castro se ocupa de responder alguna de sus dudas estimado Pipo.

    “En cuanto a la homofobia, Fidel Castro siempre ha asumido sus responsabilidades como líder del proceso revolucionario”

    En portugués: Conversaciones con Mariela Castro Espín.
    Opera Mundi http://operamundi.uol.com.br/conteudo/entrevistas/2692 /sobre+homofobia+fidel+sempre+assumiu+responsabilidades+diz+mariela+castro.shtml

    En español: http://periodicodigitalwebguerrillero.blogspot.com.ar/2013/02/en-cuanto-la-homofobia-fidel-castro.html

    ResponderEliminar
  9. Buenísimo, Pippo.
    Me reencuentro con vos, desde Uruguay, gracias a Fabián Spampinato, amigo personal, y a través del blog de Expreso. Revista que supe atesorar a principios de los 80s, en los escasos ejemplares que podía conseguir en mi ciudad natal de Minas.
    Un saludo a través del charquito.

    ResponderEliminar